Generalidades sobre el Virus del Papiloma Humano

El virus del Papiloma Humano (VPH), es la enfermedad más frecuente de transmisión sexual a nivel mundial, aunque se sabe que no es transmitido exclusivamente por contacto sexual, causa verrugas en pene, ano, boca, laringe, conjuntiva, área periungueal así como cáncer de pene y ano.

Se han descubierto más de 100 virus del papiloma humano pero de estos solo 40 de ellos infecta el área anogenital del hombre. Las infecciones anogenitales mas frecuentes en el hombre son por los tipos VPH 6, 11, 16, 18. Los tipos VPH 6 y 11 causan las verrugas en el área anogenital mientras que los tipos VPH 16 y 18 están implicados en el desarrollo de cáncer de pene y ano.

El hombre puede estar infectado del virus del papiloma humano durante muchos años sin saberlo y ser portador y transmisor del virus a sus parejas sexuales durante toda su vida, aun cuando este asintomático.

El diagnóstico de infecciones por virus de papiloma se realiza mediante pruebas de laboratorio (ANATOMíA PATOLÓGICA) como la captura de híbridos por PCR, estas pruebas identifican el DNA del papiloma.

En el estudio de las lesiones, un método antiguo que fue frecuentemente utilizado fue realizar una Penoscopia cuidadosa, con aplicación de acido acético al 5 % a todos los hombres cuyas mujeres que habían sido diagnosticadas con infección por el virus del Papiloma.

Hoy día la Penoscopia es importante y se debe revisar el glande, prepucio, frenillo, pubis, escroto, pliegues inguinales y muy importantemente el meato urinario en la punta del pene. No utilizamos la aplicación del acido acético por considerarlo un método antiguo e innecesario.  A criterio del Urólogo en ocasiones es necesario hacer revisiones Endoscópicas ya que actualmente se tienen evidencias de infecciones del virus del papiloma en uretra, próstata y vejiga, e incluso infecciones de la orina por el virus del papiloma, por lo que el estudio minucioso y el tratamiento específico para virus del papiloma humano en el hombre es obligatorio.

El tratamiento va dirigido a disminuir lo más posible la carga viral en el área genital y así bajar el riesgo de desarrollar cáncer de pene así como el cáncer de cérvix en su pareja. Existen evidencias contundentes de que los hombres de mujeres con diagnostico de neoplasia intraepitelial de cérvix tienen neoplasia intraepitelial de pene con mas frecuencia y el tratamiento de VPH en hombres debe ser realizado por urólogos.

Se han utilizado múltiples tratamientos, desde cremas de uso tópico, interferones, destrucción de lesiones por diferentes métodos como electrofulguración, criocirugía, radiofrecuencia, laser, circuncisión, etc.

Existen 2 vacunas, una es Tetravalente que protege VPH 6, 11, 16 y 18, así como  otra vacuna bivalente contra los VPH 16,18.

Las vacunas disponibles para la profilaxis del VPH que son aceptadas a nivel mundial, son altamente eficaces. El dolor y la inflamación en el sitio de la inyección (antebrazo), son los efectos adversos más frecuentes.

No solo las niñas deberán ser vacunadas, también es necesario vacunar a los niños de 9 a 12 años como lo recomienda el comité de prácticas de inmunizaciones de los Estados Unidos.

El tratamiento de las infecciones provocadas por el VPH en el hombre es obligatorio, para lograr un optimo control de la transmisión del virus , disminuir la incidencia de cáncer en la mujer y disminuir el riesgo de desarrollar el cáncer de pene.

 

Detección del Virus del Papiloma Humano (VPH) en Hombres

Métodos de diagnótico actuales en el siglo XXI

En los últimos treinta años se ha observado un incremento notable en la prevalencia de la infección por el virus del papiloma humano (VPH), tanto en sus formas clínicas o condilomas, como en sus formas de expresión subclínicas, identificables solamente mediante cambios celulares detectados en citología y colposcopia.

Las lesiones de tracto genital inferior como los carcinomas de estas regiones están influenciados por el virus del papiloma humano, siendo éste la causa en un 99% de los casos. Hoy en día se acepta que tanto los carcinomas de pene como de cérvix son enfermedades de transmisión sexual ya que tienen su origen en el virus del papiloma humano.

La introducción hace aproximadamente 50 años de la citologia de Papanicolaou como técnica de cribado produjo una importante disminución en las tasas de incidencia y mortalidad por cáncer de cérvix y pene.

Con la introducción en la época de los 90 de la citología en fase liquida estas tasas de incidencia se han reducido aun más. Por otra parte la citología detecta un número no despreciable de lesiones celulares que carecen de significado clínico. Dentro de este grupo se encuentran los cambios citológicos producidos por las infecciones transitorias por virus del papiloma humano o las lesiones escamosas intraepiteliales de bajo grado.

PRUEBAS ACTUALMENTE UTILIZADAS PARA LA DETECCIÓN DEL VPH

1.-PCR para VPH (HPV): Prueba de detección y tipificación. Se realiza en torunda y se trata de realizar una técnica de biología molecular denominada Reacción en Cadena de la Polimerasa.

2.- p16 (CINtec): Se realiza sobre biopsia y sirve para ver si hay displasia epitelial.

3.- Biopsias sobre tejido y verrrugas

4.- Citologías: Con la menor rentabilidad diagnóstica ya que habría que combinarla con p16.

 

Los virus del papiloma humano son miembros de la familia papovaviridae, pequeños virus compuestos de ADN, de 8000 pares de bases. Su estructura, es compartida por más de 100 tipos secuenciados hasta la fecha y consta de varios genes, unos de expresión temprana y 2 genes de expresión tardía, cuya expresión se traduce en proteínas implicadas en la regulación y replicación viral. De todos los tipos de virus secuenciados hasta la fecha aproximadamente 40 tipos infectan el área ano genital, de éstos, unos 15 a 20 tipos provocan o evolucionan hacia carcinomas. La gran mayoría de virus que causan carcinomas están asociados a los serotipos 16 y 18, mientras tanto los serotipos 6 y 11 son los que más se relacionan con patologías de tipo condilomatosa.

Los virus de papiloma humano al igual que otro gran número de virus aprovechan la maquinaria celular para replicarse, es decir son afines por los epitelios (epiteliotróficos). Al infectarse la persona el virus se desplaza a las células más profundas de los epitelios (es decir las células basales que dan origen a los diferentes tejido como la piel del pene o la piel de la vulva o cuello del útero). Ahí permanecen en forma latente (episoma), durante un período que puede variar de 6 meses a dos años en promedio. Aunque este periodo depende del sistema inmunológico de la persona infectada, es decir, podría acortarse o extenderse.

En determinadas circunstancias fisiológicas de permisividad inmunológica, es decir, cuando las defensas del cuerpo se bajan, y tras un periodo de persistencia de la infección, generalmente largo, las partículas de ADN viral que se encuentran en el citoplasma celular de las células basales, sufre un proceso de integración dentro del núcleo de la célula y con ello una serie de transformaciones en el núcleo celular que llevan a provocar un cambio tumoral de esta.

Los tipos de virus del papiloma humano que afectan a mucosas se transmiten predominantemente por vía sexual. Se han descrito otras formas alternativas de transmisión como son la vertical o materno-fetal y horizontal.

 

Factores de Riesgo de Infección por VPH

La Edad. Existen factores de riesgo para desarrollar la infección como lo son la edad. La prevalencia de la infección, en la población en general, disminuye con la edad reflejando el carácter de enfermedad de transmisión sexual. Esto debido a que en las personas menores de 40 años es donde se da la mayor actividad sexual.

El mayor riesgo de infección por el virus del papiloma humano se relaciona con el inicio temprano de las relaciones sexuales, el elevado numero de compañeros sexuales a lo largo de la vida, el cambio reciente de compañero sexual, o el contacto sexual con una persona de alto riesgo, es decir, aquella con historia de promiscuidad o el caso de varones que tienen contactos con mujeres que ejercen la prostitucion.

 

Factores Protectores de la Infección por VPH

Algunos estudios indican que la circuncisión (eliminar el prepucio por medio de cirugía), disminuye sustancialmente el riesgo de infección por el virus del papiloma humano. Es necesario eliminar todas las verrugas genitales que el individuo tiene en el área genital.

Los métodos de barrera como el uso del preservativo pueden disminuir el riesgo de infección, aunque es común ver infecciones por el virus del papiloma humano en la base del pene ya que el preservativo no protege esta área que puede contaminarse durante el acto sexual.

 

Transmisión del Virus del Papiloma Humano

Los estudios sobre la historia natural de la infección por virus del papiloma humano evidencian que un número importante de hombres y mujeres jóvenes se infectan en las edades de mayor actividad sexual. La mayoría de estas infecciones tiene una resolución espontánea y sin consecuencias. La persistencia del virus del papiloma humano es de un 5% a un 10%, en personas luego de los 30 años. Este subgrupo representa el de mayor riesgo para desarrollar lesiones escamosas intraepiteliales de alto grado y cáncer.

Con el desarrollo de las técnicas de biología molecular y su amplio uso en estudios epidemiológicos se ha podido estimar que de un 2 a un 20% de la población mundial es portadora oculta del virus del papiloma humano.

El tiempo transcurrido entre la infección por virus del papiloma humano y la aparición de cáncer de cervix o pene es de aproximadamente unos 10 a 15 años. En conjunto se considera que un 80-90% de las infecciones se resuelven espontáneamente y de un 10-20% persisten y evolucionan a cáncer.

Los virus de papiloma humano han sido estudiados en la génesis de otros tumores como lo son los del canal anal, los carcinomas de la vulva en la mujer, cuyos casos atribuibles al virus del papiloma humano es de un 30-70%. Los carcinomas de vagina que muestran marcadores virales en un 40-50% de los casos. El carcinoma de pene que tiene de un 70-80% de casos. Los carcinomas de cavidad oral y orofaringe, se involucra en el 25% de los casos y los carcinomas de piel, dado que los virus del papiloma humano son dermato-trópicos están claramente implicados en los casos diagnosticados en pacientes con un carcinoma llamado epidermodisplasia verruciforme.

Manifestaciones Clínicas de Infección por VPH

Las infecciones por virus del papiloma humano se pueden expresar en forma clínica, subclínica o latente. La manifestación clínica habitual de la infección son los condilomas acuminados, verrugas genitales, papilomas venéreos o verrugas venéreas.

La infección subclínica de virus del papiloma humano es de gran importancia ya que al no ser aparentes las lesiones, se facilita el contagio. Las lesiones pueden objetivarse mediante visión colposcópica tras la aplicación de acido acético siendo en general planas y múltiples. La gran mayoría de las lesiones por virus del papiloma humano son de tipo plano ya sea en el cervix o en el pene y no se evidencian, solo mediante la citologia (convencional o en fase liquida), o la colposcopia. La infección latente no tiene evidencia clínica, ni por medios histológicos, por lo que se hace necesario detectarla mediante la determinación del ADN viral.

La prevalencia de infección subclínica por virus del papiloma humano se ha estimado en países como Estados Unidos, en la edad de mayor actividad sexual y fue de un 40% con una tasa de infección anual del 10-15%. En mujeres mayores de 30 años, la prevalencia se reduce al 5-10% siendo la duración media de la infección de 8-10 meses.

En realidad se sabe muy poco de la prevalencia de la infección subclínica y clínica por virus del papiloma humano en varones en nuestro país y en general en genitales masculinos a nivel mundial, ya que no existe una prueba diagnostica patrón. Ningún método por si solo puede detectar la totalidad de las infecciones por virus del papiloma humano.

 

Prevención de la Infección por VPH

Para prevenir con eficacia el cáncer de pene y cervix, se requiere el cumplimiento estricto del protocolo de prevención secundaria que incluye: 1) cribado, 2) diagnóstico, 3) tratamiento, 4) seguimiento, tanto de las lesiones intraepiteliales de alto grado con potencial de evolucionar a cáncer como del carcinoma en etapas tempranas.

El cribado poblacional es un trabajo de salud pública cuya finalidad debe ser modificar la morbilidad y/o mortalidad de la población en una determinada enfermedad. Una técnica de cribado no es una técnica diagnóstica. El test de cribado debe ser fiable, sencillo, reproducible, cómodo y barato. Para conseguir un impacto sobre la mortalidad debe conseguir una cobertura mínima del 70% sobre la población a cribar.

 

Preguntas interesantes:

¿Cuáles son las señales o síntomas del Virus de Papiloma Humano VPH en Hombres?

La mayoría de los hombres que tienen el VPH no presentan ningún síntoma. Sin embargo, algunos tipos de VPH pueden causar verrugas genitales. Las verrugas genitales son uno o múltiples crecimientos que aparecen en el área genital. Pueden tener forma de coliflor, con relieve o chatas.

En el hombre, las verrugas genitales pueden aparecer alrededor del ano o en el pene, escroto (testículos), ingle o en los muslos. Incluso hombres que nunca han tenido sexo anal pueden desarrollar verrugas alrededor del ano. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con la persona infectada. Una persona puede tener el tipo de VPH que causa verrugas genitales y nunca desarrollar ninguna verruga.

 

  

¿Cómo se contagia un hombre con el VPH genital?

El VPH se transmite a traves del contacto genital (ya sea sexo anal o vaginal, tanto hombre como mujer pueden adquirir el VPH) y contagiar a otras personas sin darse cuenta.
Las verrugas genitales también se pueden transmitir por medio de una persona que tenga la infección por VPH pero que no presenta verrugas visibles. Dado que el virus puede permanecer en silencio por mucho tiempo, una persona puede tener el VPH genital aunque hayan pasado años desde el día de la relación sexual.

 

¿Cuál es la relación que existe entre el VPH y el cáncer anal y de pene?

Algunos tipos de VPH han sido vinculados con el cáncer de ano y de pene en hombres.
Estos tipos de cáncer son raros especialmente en hombres con sistemas inmunológicos saludables. Los tipos de VPH que causan verrugas genitales no son los mismos tipos que pueden provocar cáncer de ano o de pene.

¿Qué tan común es el VPH y las condiciones asociadas en hombres?

Más de la mitad de los hombres que tienen actividad sexual en los Estados Unidos tendrán el VPH en algún momento de sus vidas. Alrededor del 1% de los hombres con actividad sexual en los Estados Unidos tendrán verrugas genitales al menos una vez.

La Sociedad Americana de Cáncer estima que en este país el cáncer de pene representa cerca del 0.2% de todos los tipos de cáncer en hombres. Este cáncer es especialmente raro en hombres circunsidados.

El riesgo de padecer cáncer de ano es 17 veces más alto en hombres homosexuales y bisexuales que en hombres heterosexuales. El riesgo también es alto en hombres con sistemas inmunológicos comprometidos, incluyendo aquellos con VIH.

 

¿Existe algún tipo de examen para detectar el VPH en hombres?

1.-PCR para VPH (HPV): Prueba de detección y tipificación. Se realiza en torunda y se trata de realizar una técnica de biología molecular denominada Reacción en Cadena de la Polimerasa.

2.- p16 (CINtec): Se realiza sobre biopsia y sirve para ver si hay displasia epitelial.

3.- Biopsias sobre tejido y verrrugas

4.- Citologías: Con la menor rentabilidad diagnóstica ya que habría que combinarla con p16.

 

 

¿Existe algún examen que detecte tipos de cáncer relacionados con el VPH en hombres?

No hay exámenes aprobados para detectar evidencia temprana de cáncer relacionado con el VPH en hombres, como las hay para las mujeres (Papanicolau).

 

¿Existe un tratamiento o cura para el VPH?

No existe tratamiento ni cura para el VPH. Pero existen opciones para tratar condiciones de salud asociadas con el VPH en hombres, que incluyen verrugas genitales, cáncer de pene y cáncer anal.

Se recomienda la extirpación con cirugía o métodos de enfriamiento (crioterapia). Algunos de estos tratamientos los puede aplicar el mismo paciente, mientras otros deben ser desarrollados por un experto en salud. Ningún tratamiento es mejor que el otro. Las verrugas pueden reaparecer, especialmente durante los primeros 3 meses despúes del tratamiento.

No se conoce cual tratamiento para las verrugas genitales puede reducir la posibilidad de pasar al virus a la pareja sexual. Si no son tratadas, las verrugas genitales pueden desaparecer, permanecer sin cambios o aumentar en tamaño y número. Ellas no se convertirán en cáncer. Debido a esto algunos individuos optan por no recibir tratamiento con el fin de ver si las verrugas pueden desaparecer solas.

¿Debería estar preocupado porque el VPH no puede ser detectado ni tratado?

No. El VPH no es como otras infecciones de transmisión sexual, que necesitan ser detectadas y tratadas. El VPH es un virus que vive en la piel, en lugar de vivir en el cuerpo. No existe un beneficio claro en la salud al enterarse que se tiene el virus cuando este usualmente desaparece por sí solo.

 

Entonces, ¿por qué debo cuidarme y evitar el contagio por VPH?

Mientras la mayoría de los hombres no desarrollan problemas de salud relacionados con el VPH, algunos hombres tienen alto riesgo de una enfermedad derivada del VPH. Los hombres VIH positivos son más propensos a adquirir severos y prolongados casos de verrugas genitales, que pueden ser más resistentes a tratamientos. Ellos también son más propensos a desarrollar cáncer anal.

Además es importante que los hombres sean concientes de que ellos pueden transmitir el virus de papiloma sin darse cuenta a sus parejas del sexo femenino. Comparado con los hombres heterosexuales, las mujeres tienen un riesgo alto de desarrollar enfermedades derivadas del virus papiloma, la más conocida es el cáncer de cervix. El cáncer cervical en mujeres es mucho más común que el cáncer de ano o de pene en hombres.

 

¿Existen opciones para reducir mis probabilidades de adquirir el VPH?

Debido a que el VPH es muy común pero usualmente invisible, la única forma segura de prevenirlo es no tener relaciones sexuales o mantener relaciones con una persona que no se encuentre infectada y que solo tenga contacto sexual con usted. Puede disminuir los factores de riesgo reduciendo el número de parejas sexuales y escogiendo parejas qe hayan tenido ninguna o pocas parejas sexuales a lo largo de sus vidas. Los condones también pueden reducir los riesgos de desarrollar condiciones asociadas al VPH. Los condones pueden proveer algún tipo de protección pero no una protección completa, debido a que el VPH puede infectar la piel y eso no lo contempla el condon. Los condones han servido para reducir el riesgo de padecer de verrugas genitales y cáncer de cérvix. Los condones también pueden reducir el riesgo de adquirir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual siempre y cuando se utilice en todas la relaciones sexuales y de la manera correcta.

 

¿Qué significa esto para mí?

Las parejas usualmente comparten el VPH. Si ustedes han sido pareja durante mucho tiempo, es probable que usted ya tenga el virus. Los tipos de VPH que ponen en riesgo a una mujer de padecer cáncer cervical muy raramente causan problemas en la salud del hombre heterosexual.

 

¿Qué significa esto para ella?

Esto probablemente significa que ella tiene un tipo de VPH en su cérvix que puede ponerla en una situación de riesgo de padecer cáncer cervical. Ella debe seguir al pie de la letra las indicaciones que su médico o enfermera señalen, para que de esta manera ella no desarrolle cáncer de cérvix en el futuro. También, ella debería saber que la mayoría del tiempo, el VPH desaparece por sí solo sin causar daños a la salud.

 

¿Qué significa esto para nosotros?

El VPH no es una señal de que usted o su pareja haya sido infiel en la relación. El VPH puede permanecer en silencio en el cuerpo por muchos años antes de que sea detectado en una prueba. Ella puede haber tenido el VPH por muchos años y no existe método alguno que pueda determinar cuando y de quien adquirió el VPH.