Ondas de Choque para tratar la Disfunción Eréctil

“Puede concertar una cita con nosotros o informarse de este nuevo tratamiento  directamente en el teléfono 638 88 45 90

1.- ¿cómo es el tratamiento con ondas de choque?

La disfunción eréctil (DE) es una disfunción sexual que se caracteriza por la incapacidad de desarrollar o mantener una erección, y/o por la insatisfacción con el tamaño, la rigidez y/o la duración de las erecciones.

Causas:

  • Fármacos: los antidepresivos (ISRS) se encuentran entre los más frecuentes.
  • Trastornos neurógenos.
  • Trastornos cavernosos (enfermedad de La Peyronie).
  • Causas psicológicas: pánico escénico, estrés, trastornos mentales, problemas psicológicos, sentimientos negativos o de culpa.
  • Cirugías previas (oncológicas).
  • Envejecimiento: la incidencia es cuatro veces mayor en los hombres de 60 años que en los de 40.
  • Insuficiencia renal.
  • Enfermedades como la diabetes y la esclerosis múltiple (EM). Aunque estas dos causas no están demostradas, son sopechosas, puesto que provocan problemas circulatorios y nerviosos.
  • Estilo de vida: el tabaquismo es una causa importante de disfunción eréctil. Fumar causa impotencia porque favorece el estrechamiento arterial.
  • Arteriosclerosis.
  • Endocrinopatía.

Hasta ahora, el único tratamiento para la impotencia o disfunción eréctil ha sido el tratamiento farmacológico (Viagra®, Cialis®, Levitra®, etc.). Estos fármacos indudablemente han demostrado una excelente eficacia, pero una vez que se suspenden, el paciente vuelve a su situación inicial, por lo que debe considerarse como una terapia para tratar los síntomas, nunca con intención curativa.

Cialis® un tratamiento farmacológico clásico de la Disfunción eréctil que se comercializó en 2002 en España
Figura 1.- Cialis® un tratamiento farmacológico clásico de la Disfunción eréctil que se comercializó en 2002 en España

A diferencia del tratamiento farmacológico, las ondas de choque de baja energía son un tratamiento muy novedoso para pacientes con disfunción eréctil sobre todo de origen vascular. Desde 2013 está presente en la actualización de las Guías de la Asociación Europea de Urología (Guidelines on Male Sexual Dysfunction – European Association of Urology 2013) y ya se incluye como una opción terapéutica muy novedosa para curar la disfunción eréctil sin efectos adversos.

Se han publicado diferentes estudios sobre la utilización de ondas de choque de baja energía con el objetivo de curar a pacientes con disfunción eréctil de su problema. Aunque el mejor resultado se obtiene en pacientes cuya causa es probablemente vascular, se están obteniendo resultados prometedores en pacientes cuya causa es psicológica.

Modelo de Litotricia de baja intensidad Dornier Aries para el tratamiento de la Disfunción eréctil actualmente disponible en Hospital Quirón Málaga
Figura 2 .- Modelo de Litotricia de baja intensidad Dornier Aries para el tratamiento de la Disfunción eréctil actualmente disponible en Hospital Quirón Málaga

¿Qué son las ondas de choque?

Son ondas de presión que se mueven y desplazan a través de un medio a la velocidad del sonido. Desde un punto de vista médico, se han utilizado desde 1981 las ondas de choque de alta intensidad para la fragmentación de los cálculos renales y ureterales (la archiconocida “bañera”).

Posteriormente se han desarrollado múltiples utilidades médicas. Cuando se usan a intensidades medias su uso es predominantemente ortopédico (dolores y lesiones musculares y articulares) y las que empleamos para tratar la disfunción eréctil son de baja energía o baja intensidad, diferentes a las empleadas para la fragmentación de cálculos.

Cabezal o aplicador de las ondas que porta el modelo Dornier Aries
Figura 3.- Cabezal o aplicador de las ondas que porta el modelo Dornier Aries

Hoy día, las ondas de choque de baja energía se utilizan para:

  • mejorar y estimular la circulación sanguínea.
  • Aumentar la nueva generación de vasos sanguíneos (angiogénesis)
  • Inducir relajación muscular.
  • y eliminar puntos dolorosos.

Dornier una compañía líder en dispositivos médicos ha diseñado un avanzado aparato que genera ondas de choque de baja energía. Estas ondas de choque pueden ser focalizadas sobre las partes del organismo que deseemos tratar y puede emplearse a diferentes profundidades (pene, músculos del periné, próstata, etc.).

Momento en la aplicación de la terapia en una de las zonas del pene
Figura 4.- Momento en la aplicación de la terapia en una de las zonas del pene

¿Qué utilidad tienen hoy día las ondas de choque de baja energía?

Recientemente, múltiples estudios han demostrado que las ondas de choque favorecen la neovascularización (angiogénesis), es decir, la formación de nuevos vasos sanguíneos mediante estimulación de factores de crecimiento y producen un efecto beneficioso sobre la circulación sanguínea.

Este punto es muy importante ya que permite regenerar los vasos arteriales milimétricos deteriorados que hay en el pene de pacientes con disfunción eréctil.

El efecto máximo en la formación de nuevos vasos sanguíneos se piensa que se alcanza al mes de finalizar el tratamiento.

En pacientes con Enfermedad de La Peyronie (fibrosis, deformidad y endurecimiento de las cubiertas del pene) las ondas de choque mejoran el dolor y la erección actuando sobre la placa de fibrosis y sobre el tejido responsable de la erección.

Esquema o dibujo donde se aprecia como las ondas van aplicándose en profundidad sobre las arterias milimétricas del pene
Figura 5.- Esquema o dibujo donde se aprecia como las ondas van aplicándose en profundidad sobre las arterias milimétricas del pene

Parece ser que también podría ser útil en casos de prostatitis Crónica y Dolor Pelviano Crónico: La Prostatitis Crónica o mejor llamada Síndrome de Dolor Pelviano Crónico (SDPC) es una enfermedad que se caracteriza por dolor, molestias al orinar y un deterioro importante de la calidad de vida.

Otros usos frecuentes son el tratamiento del dolor en múltiples procesos traumatológicos como fascitis plantar, tendinitis, epicondilitis (codo de tenista, etc…) debido a que tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios, con unos resultados excelentes.

Ondas de choque en disfunción eréctil

La empresa alemana Dornier fue la descubridora de la onda de choque a principio de los años 80. En el Hospital Quirón Málaga disponemos del dispositivo Dornier ARIES que nos permite tratar con ondas de choque de baja energía a pacientes con disfunción eréctil.

Formato explicativo de la Compañía Dornier referente al nuevo dispositivo
Figura 6.- Formato explicativo de la Compañía Dornier referente al nuevo dispositivo

Ya existen muchos trabajos presentados en los últimos años que demuestran que aquellos pacientes con disfunción eréctil vascular tratados con ondas de choque de baja energía mejoran su función eréctil y su función endotelial. Ningún paciente presentó dolor ni efectos adversos.

El aparato Dornier ARIES permite aplicar ondas de choque de baja energía.  Para la disfunción eréctil empleamos una profundidad de unos 10-15 mm y aplicamos las ondas de choque de baja energía en 5 zonas diferentes del pene para mejorar la circulación sanguínea y estimular la neovascularización.

Diferentes zonas anatómicas del pene donde se aplica la sesión de ondas de choque de baja intensidad
Figura 7.- Diferentes zonas anatómicas del pene donde se aplica la sesión de ondas de choque de baja intensidad

El tratamiento consiste en una sesión semanal en la que se aplican en total 5000 ondas de choque de baja energía en varias zonas del pene para poder actuar sobre la totalidad del tejido eréctil. Se realizan entre 4-5 sesiones (una por semana) y cada sesión tiene una duración aproximada de 15-20 minutos. Al acabar el paciente se marcha a su casa.

Diferentes zonas anatómicas y sentido de la aplicación de las ondas durante el tratamiento de la Disfunción eréctil
Figura 8.- Diferentes zonas anatómicas y sentido de la aplicación de las ondas durante el tratamiento de la Disfunción eréctil

Muchos pacientes que necesitaban tomar pastillas o inyectarse Caverject® para tener buenas erecciones han recuperado sus erecciones tras el tratamiento con ondas de choque de baja energía y muchos pacientes que no respondían a las pastillas, gracias a las ondas de choque de baja energía tienen una buena rigidez con los medicamentos orales.

Como decimos, el tratamiento irá produciendo sus efectos de una forma progresiva en el tiempo, observando los mejores resultados después del primer mes de acabar el tratamiento. Este tratamiento no excluye para nada el uso de fármacos orales para mejorar la erección, de hecho se recomienda tratar con estos fármacos al paciente que va a someterse a la terapia con ondas de choque ya que ambos tratamientos se potencian a la vez. Lo que se pretende conseguir es que el paciente o bien deje de necesitarlo, o que precise menor dosis o tomarlo más espaciadamente. En otros casos, pacientes no respondedores a estos medicamentos consiguen poder responder a ellos, alejándose así de la necesidad de una operación u otras terapias más agresivas.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen las ondas de choque de baja energía?

  • Las ondas de choque de baja energía no producen dolor y son aplicadas directamente sobre el pene sin necesidad de utilizar anestesia.
  • No requiere restricciones de tratamiento aunque se recomienda que los pacientes anticoagulados dejen este tratamiento unos días antes de ser tratados.
  • No produce ningún tipo de reacción sobre el pene ni ningún efecto adverso.
  • Método de tratamiento no invasivo.
  • Tratamiento ambulatorio (realizado en consulta).

 

Hospital Quirón Málaga
Hospital Quirón Málaga

“Puede concertar una cita con nosotros o informarse de este nuevo tratamiento  directamente en el teléfono 639 88 45 90

Disfunción eréctil